Panellets sin azúcar

Los panellets son unos dulces típicos de Todos Santos, sobretodo en Catalunya, juntamente con las castañas y los moniatos.  La masa normalmente se hace de azúcar, harina de almendra y huevo aunque, los elaborados en casa, suelen llevar además patata o moniato. Los hay de diferentes formas y se suelen rebozar con piñones, almendras, coco, chocolate, etc. pero los más típicos, y mis preferidos, son los redondos de piñones.

Mis panellets de este año son sin azúcar. En esta ocasión únicamente he utilizado dátiles Medjoul, una de las mejores opciones para endulzar una receta saludable. Podéis descubrir las virtudes de los dátiles en este link de la revista digital Soy como como.

Ingredientes (30 panellets)IMG_6177

  • 300g de almendra molida
  • 300g de patata cocida
  • 6 dátiles Medjoul
  • Ralladura de 1/2 limón (ecológico)
  • 1/4 c.p. de esencia de vainilla (también puede ser vainilla en vaina rallada)
  • 1 pizca de sal

Cobertura

  • 200g de piñones
  • 1 huevo ecológico batido

Elaboración

Lava la patata y ásala en el horno. Puedes aprovechar el horno para cocinar otras cosas pero si no quieres encenderlo, puedes cocer la patata en vez de asarla. Una vez cocida ,retira la piel y cháfala con la ayuda de un tenedor. Deja que se enfríe.

Si las almendras llevan piel puedes escaldarlas 30 segundos para poder retirar la piel con facilidad. Tritura las almendras con la ayuda de un molinillo de café para hacer la harina. Ten cuidado de no triturarlas demasiado para que no hagas mantequilla de almendras.  Seguro que estás pensando que es más fácil comprar la harina de almendras pero, si no sabes el tiempo que lleva triturada, es mejor triturar en el momento para evitar su oxidación.

Deshuesa los dátiles y pícalos con la ayuda de un cuchillo. Mezcla bien con la harina de almendras, con la patata, la ralladura de limón, la vainilla y la sal. Tritura un poco con la ayuda de una batidora hasta que quede una masa que puedas moldear y que no se enganche demasiado. Cúbrela con un paño para evitar que se seque y déjala en la nevera como mínimo una hora.

Una buena idea es preparar la masa el día anterior y guardarla en la nevera tapada durante 24h. De esta manera la masa se endurecerá un poco y la patata se enfriará. Al enfriar la patata se consigue almidón resistente de Tipo 3, un súper alimento para las bacterias de nuestro intestino. Aquí te dejo un artículo de Lucía Redondo, Jesús Sanchís y Lluca Rullan por si te interesa conocer más cosas acerca de este excelente prebiótico.

También es buena idea batir el huevo y dejar los piñones macerando en la nevera para facilitar que luego se enganchen mejor a la masa.

Un truco para que todas las bolas salgan del mismo tamaño es hacer un churro con la masa y cortar trozos de 20g (o de 15g si quieres que las bolas sean más pequeñas).

Precalienta el horno a 230ºC por arriba y por abajo. Una vez hechas las bolas rebózalas con los piñones macerados en el huevo y ponlas en una bandeja para horno separadas un poco para que no se toquen. Hornea unos 5 minutos con la parte de arriba del horno o hasta que estén dorados; puedes darles la vuelta si lo crees necesario.

Sobretodo ¡Vigila que no se quemen! y disfruta de este dulce saludable sin culpa ni remordimientos. Bona castanyada!

 

Anuncios

¿Ya lees las etiquetas de los productos? 3 recomendaciones

¿Ya te fijas en el etiquetado de los productos que compras? Y no me refiero a los reclamos de salud publicitarios como: artesano, 100% natural, alto contenido en fibra, bajo en grasa, sin azúcares añadidos, etc.

Evidentemente lo mejor es consumir alimentos reales de la máxima calidad, es decir, priorizar aquellos productos que son:

  • Frescos, de temporada y de proximidad.
  • Enteros: lo más cercano a su estado original. No es lo mismo comprar el grano de arroz integral que la harina de arroz integral.
  • Integrales: con su germen y su salvado (fibra, vitaminas y minerales). No es lo mismo un arroz integral que un arroz blanco o refinado.
  • Productos sin etiqueta y sin envasar o que no hayan sido transformados de manera que su calidad se haya visto afectada.

Los reclamos publicitarios desvían nuestra atención a lo que realmente es importante saber del producto:

  • Natural no significa sin aditivos, sin transformar o ecológico.
  • Fuente de fibra = 3% fibra (3g de fibra por cada 100g de producto).
  • Alto contenido en fibra = 6% fibra (6 g de fibra por cada 100g de producto).
  • Un pan puede llamarse pan de centeno aunque esté elaborado con un 20% de harina de centeno y un 80% de harina de trigo blanca.
  • Integral puede ser 0% integral más salvado añadido a posteriori. La legislación no regula el concepto integral.
  • Que un producto lleve aceite de oliva no quiere decir que sea saludable. El aceite de oliva (a secas), es un aceite de calidad muy inferior al virgen o virgen extra porque su contenido es entre el 80-85% aceite de oliva refinado con procesos químicos o altas temperaturas; y el resto,   aceite de oliva virgen añadido para darle algo de color y sabor.

Las etiquetas europeas de los productos procesados tienen dos partes diferenciadas:

  • INGREDIENTES: Lista de TODOS los ingredientes que contiene el producto ordenados de mayor a menor proporción. Aquí deben aparecer también, si contiene, los aditivos*.
  • INFORMACIÓN NUTRICIONAL: Cantidad de nutrientes por cada 100g de producto y a veces, también está especificada la cantidad de nutrientes por cada ración.

Estas son algunas recomendaciones que pueden serte útiles cuando quieras adquirir productos envasados:

  1. Olvídate de los reclamos publicitarios y del nombre del producto
  2. Concéntrate en la lista de ingredientes sabiendo que el 1r ingrediente es el de mayor proporción
  3. Fíjate en el contenido de los hidratos de carbono en la Tabla nutricional, concretamente en la parte “de los cuales azúcares” para identificar los azúcares simples (se absorben rápidamente aumentando los niveles de glucosa en la sangre) que contiene el producto de manera natural y, también aquellos que han sido añadidos

*A veces puede ser difícil identificar un aditivo porque algunos pueden tener más de un nombre. Lo habitual es que aparezcan con una E seguida de un número que los clasifica según su función. Debes saber que el certificado ecológico permite el uso de algunos aditivos. Como dice el nutricionista Aitor Sánchez ,”que algunos aditivos sean seguros no significa que sean inocuos. Pueden, por ejemplo, alterar el sentido del gusto, incitándonos a consumir productos cada vez más dulces”:

  • E-1xx: Colorantes
  • E-2xx: Conservantes
  • E-3xx: Antioxidantes
  • E-4xx: Espesantes
  • E-5xx: Reguladores de acidez
  • E-6xx: Potenciadores de sabor

Otro dato a tener en cuenta es que la lista de ingredientes no especifica las grasas TRANS (grasas mono y poliinstaturadas que han sido sometidas a altas temperaturas) relacionadas con el riesgo cardiovascular, el colesterol y la resistencia a la insulina, que se ocultan bajo nombres como grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas. 

También resulta muy útil conocer los múltiples nombres bajo los que se “esconde” el azúcar simple en la lista de ingredientes:

  • Azúcar, azúcar glas, azúcar glasé, azúcar moreno, azúcar de caña, azúcar moreno de caña, demerara, remolacha, de castor
  • Azúcar de panela, mascovado, rapadura
  • Azúcar de coco
  • Caramelo
  • Jarabes, siropes, almíbar: de agave, de dátil, de maíz, de malta, de arroz, de arce, etc.
  • Melazas
  • Miel
  • Glucosa, fructosa, galactosa, sacarosa, lactosa, dextrosa, maltosa, maltodextrina, mannitol
  • Etil maltol (E-637)
  • Zumo concentrado de fruta, sorbitol

SI QUIERES PROFUNDIZAR EN EL TEMA:

Libro y blogMi dieta cojea” del nutricionista Aitor Sánchez García

http://elpais.com/elpais/2016/04/05/buenavida/1459858754_374510.html

http://politica.elpais.com/politica/2014/12/12/actualidad/1418404258_960361.html

http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/seguridad_alimentaria/subdetalle/futura_legislacion.htm

http://blog.rtve.es/nutricionrtve/2017/01/c%C3%B3mo-nos-la-van-a-seguir-colando-a-pesar-del-nuevo-etiquetado.html

 

Fresas con “nata”

Ya ha empezado la temporada de ¡¡¡FRESAS!!! Y la excusa perfecta para elaborar esta receta súper fácil de hacer que no contiene lácteos pero tampoco nada que envidiarle a la receta tradicional.  En todas las etapas de su cultivo se utilizan muchos pesticidas que pueden penetrar hasta el interior de su pulpa. Por esta razón, se recomienda consumirlas ecológicas ya que no tenemos opción de pelarlas.

Ingredientes 

  • 1 lata (400ml) leche de coco
  • 1 c.p. + 1/4 c.p. algas agar-agar en polvo
  • 2 c.s. de miel u otro endulzante
  • 1/4 T anacardos crudos
  • 1 c.p. esencia de vainilla

Elaboración

Pon a remojo los anacardos unas 4 horas.

Disuelve los copos de alga agar-agar en la leche de coco y hierve unos 3 minutos sin tapa, removiendo con unas varillas.

Retirar del fuego e incorporar el endulzante y la esencia de vainilla mezclando bien. Introducir el contenido en una batidora (si es potente el resultado quedará mejor aunque la de la foto está hecha con una batidora de brazo) junto con los anacardos (previamente lavados y escurridos) y batir para que se incorporen bien todos los ingredientes.

Poner la mezcla a enfriar por lo menos unas 3 horas o durante toda la noche en la nevera. Batir antes de servir con una batidora para crear la consistencia de crema.

Se puede guardar en la nevera por lo menos una semana.

Comentarios

La fresa es la fruta de la primavera. Contiene altas dosis de minerales, vitamina C (100g satisfacen el requerimiento diario) y vitaminas del grupo B. Deben consumirse bien maduras y hay que tener en cuenta que no maduran fuera de la planta. Su color rojo es indicativo de su gran poder antioxidante.

El alga agar-agar es ideal para sustituir a la gelatina animal en los postres ya que prácticamente no tiene sabor. Además es una alga ideal para el verano porque refresca el cuerpo y es depurativa además de tener los beneficios antioxidantes del resto de algas. Gracias a su contenido en fibra sirve para controlar el peso ya que tiene un efecto saciante en el organismo. Además, ayuda a combatir el colesterol y los niveles de azúcar. Aquí os dejo un link con más información https://soycomocomo.es/despensa/agar-agar.

Barritas energéticas

Siempre que voy a la montaña (otra de mis grandes pasiones) llevo conmigo, entre otras cosas, fruta seca y frutos secos. Aunque normalmente los llevo tal cual, al natural, a veces me gusta llevarlos en forma de barritas o bolitas. Si eres de los que consume barritas industriales te animo a que pruebes esta receta ya que tan sólo tiene 3 ingredientes que puedes encontrar en cualquier tienda o supermercado y te llevará muy poco tiempo elaborarla.

Ingredientes (para 2 barritas)img_5094

  • 9 dátiles Deglet noor
  • 3 c.s. coco rallado o cacao puro o canela en polvo
  • 12 almendras crudas con o sin piel
  • 12 anacardos crudos

Elaboración

Pon en remojo los dátiles unos 15 minutos y escúrrelos. Guarda el agua del remojo por si necesitas ajustar la textura de la masa.

Tritura todos los ingredientes de manera que quede una textura como de plastilina que permita dar forma con las manos pero sin que la masa se enganche. Puedes utilizar el vaso accesorio para picar que incorporan las batidoras de brazo para mezclar los ingredientes. Otra opción es trocear o picar los frutos secos y los dátiles con un cuchillo. Si es necesario, puedes añadir un poco del agua del remojo a la masa para ajustar la textura.

Presiona la masa para compactarla dando forma de barritas o de bolas pequeñas.

img_5678

Se pueden guardar en la nevera por lo menos una semana. Si te las quieres llevar contigo puedes envolverlas con un papel de hornear fino para que no se enganchen entre ellas.

También puedes congelarlas y sacarlas del congelador el día que vayas a realizar tu actividad.

Comentarios

Se trata de una receta base con muy pocos ingredientes que son muy fáciles de encontrar para que no pongas excusas a la hora de hacerlas.

Puedes modificar los ingredientes según tus gustos: pasas, semillas de sésamo, avellanas, nueces, semillas de girasol, semillas de calabaza, jengibre, bayas de Goji, etc. Si se trata de un snack que comerás durante la práctica de ejercicio físico es importante que escojas aquellos ingredientes que sepas que te van a sentar bien, sobretodo si es durante una competición, para que no te jueguen una mala pasada.

Puedes utilizar dátiles de la variedad Medjoul (más grandes y carnosos), en este caso ajusta la cantidad ya que necesitarás menos.

Igual que los cereales o las legumbres, para que los frutos secos y las semillas sean más digestivos y puedas asimilar todos sus nutrientes se recomienda ponerlos en remojo la noche anterior para eliminar parte de sus antinutrientes y activarlos (https://soycomocomo.es/reportajes/frutos-secos-a-remojo). Ten en cuenta que si los pones en remojo absorberán agua y por lo tanto deberás añadir algún otro ingrediente que pueda absorber su exceso para que la masa no sea demasiado blanda: semillas de lino, semillas de chia, zanahoria rallada, más coco rallado, etc.

En este video puedes ver el avituallamiento de Núria Picas en la Transgrancanaria 2016 que, entre otras cosas, incluye unes barritas energéticas y unas bolas de chocolate y coco caseras.

 En este otro video puedes ver como la Emma Roca y Astrid Barqué cocinan otro tipo de barritas a base de copos de cereales.

 

Un regalo para toda la vida: Enseñar a comer desde la infancia

Siempre me ha gustado cocinar aunque confieso que durante un tiempo me lo negué a mí misma porque entonces lo consideraba un acto poco revolucionario dada mi condición de única mujer entre cuatro hijos. Un año, para Reyes, pedí que me trajeran un “Fabrica Pastas”, uno de esos juguetes de plastelina de la marca Play-doh con el que se podían fabricar galletas, pasteles, etc. Mi gran “trauma” fue que nunca no me lo trajeron…entonces no era tan fácil encontrar los regalos como lo es hoy :-).

Ahora, superado todo posible trauma y prejuicio de género, considero que cocinar es un acto revolucionario y sobretodo un acto de amor hacia uno mismo. En mi opinión, si quieres ser el dueño de tu salud no te queda más remedio que aprender a cocinar. Y no me refiero a que cocines platos sofisticados como los que elaboran los grandes chefs, sino simplemente a que adquieras unas nociones básicas para que puedas evitar al máximo los productos procesados y los platos precocinados. Y ¡¡¡no!!!, cocinar no significa calentar en el microondas.

Si tienes hijos, estoy convencida que aprender a cocinar les puede salvar literalmente la vida. Enseñar a cocinar a un niño es un seguro de vida y, además, puede ser una manera muy divertida de pasar tiempo con ellos.

Siempre me ha gustado la parte más práctica de la enseñanza, para mi es una manera muy efectiva de consolidar el conocimiento adquirido. Resulta más difícil olvidar un poema que aprendes de memoria para recitar delante de toda tu clase, aquella obra que representas con los compañeros de curso en el teatro de tu ciudad o pueblo, el concepto de “fracción” en clase de matemáticas cuándo acertar significa ganar la porción de pastel correspondiente o aquella receta de bizcocho de yogur que cocinas en el colegio utilizando como medida para todos los ingredientes el recipiente de un yogur.

Con la educación de los más pequeños estamos construyendo los cimientos para la sociedad que deseamos tener y lo mejor de todo es que se trata de un acto que podemos hacer todos nosotros, cada día, en nuestras propias casas.

“Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo” (Eduardo Galeano)

Estos días festivos observando a mi sobrina he recordado el poder que tienen los dibujos animados sobre los niños, podrían verlos a todas horas, no se cansan nunca. Cuando yo era pequeña no los hacían a todas horas pero ahora existen canales de televisión dónde emiten series de animación a todas horas y, además, está Internet. 

Por eso me gustó encontrar este artículo de Rosanna Carceller que titula “Las mejores series de dibujos y vídeos para enseñar a tus hijos a comer”. Me parece una muy buena lectura para un día como hoy.

En el artículo descubriréis series como ¡A comer!, disponible en el canal de youtube de Disney Junior España dónde cada episodio se dedica a una fruta o verdura y anima a los niños a probarlas con diversas sugerencias para consumirlas. Están disponibles los capítulos dedicados al melón, el ajo, el kiwi, la endibia, la zanahoria, el limón, la castaña, la aceituna, la fresa, la mora, el repollo, el puerro, la judía verde, la pitaya, el plátano, la piña, la cereza, la berenjena, las uvas, el pimiento, el aguacate, la patata, el tomate, la espinaca, la lechuga, la remolacha, la pera, la naranja y la calabaza.

Merece especial mención Nutri Ventures una serie dónde “Los protagonistas, Teo, Bem, Lena y Nina, viven en una ciudad gris donde no existen alimentos porque 30 años atrás, Alex Grande, malo malísimo, mandó a su ejército destruir toda la comida y obligó a todos a alimentarse con Genex 100, un compuesto calórico fabricado por su empresa. Pero antes de la aniquilación de todos los alimentos, un sabio nutricionista encargó a siete expertos que huyeran lejos para preservar los siete grupos de alimentos, que están confinados. Ahora hay que conquistar esos siete reinos maravillosos y devolver al mundo la diversidad alimentaria.”

Además, la serie Telmo y Tula pequeños cocineros pretende acercar la cocina a los más pequeños con recetas sencillas, creativas y divertidas. A continuación podéis ver el capítulo dónde preparan una Macedonia de frutas.

Si queréis descubrir más series aquí os dejo el link al artículo completo.

¡Feliz lectura y Feliz Día de Reyes!

Mermelada rápida de caqui

Aunque la temporada de caqui se está acabando todavía te da tiempo a probar esta receta que te sorprenderá. Yo pensaba que no me gustaban los caquis pero, después de descubrir la receta de natillas que te  adjunto después, me di cuenta que lo que no me gustaba realmente era comerme la fruta entera por varias razones:

  • no acababa de gustarme la textura, a veces gelatinosa, a veces no
  • el gusto podía ser muy dulce (demasiado para mi) pero también astringente
  • acababa comiéndomelo rápido para no ensuciarme ya que es imposible comértelo sin que se te escurra

Ahora, cuando llega el otoño, estoy deseando que llegue la temporada para poder disponer de ellos.

INGREDIENTES

20161206_141354

  • 4 caquis maduros medianos
  • 1/2 c.p. canela en polvo o más, al gusto (opcional pero para los amantes de la canela súper recomendado)

ELABORACIÓN

Quita la fina piel de los caquis sin pelar, simplemente ayudándote con un cuchillo y estirando para que salga la piel.

Trocea los caquis y bate junto con la canela con la ayuda de una batidora de brazo o de vaso.

El resultado es una especie de crema con una textura firme que recuerda a la de la mermelada y con un gusto delicioso que te sorprenderá.

Puedes guardarla en la nevera y utilizarla cuando te apetezca:

  • en forma de natillas con una base de frutos secos triturados. Puedes ver la receta completa en la web de mesquelletuga

20161206_141038

  • por encima de unos panqueques caseros de avena o incluso de plátano macho como sugiere Martina de martinatural. Gracias Martina por sugerir la canela para la mermelada, ¡es la guinda que faltaba!

20161204_103035

  • con yogur, kéfir, pudding de chia, por encima de tostadas, etc.

COMENTARIOS

El palosanto o caqui es originario de China. Destaca por su contenido en betacaroteno (provitamina A) , vitamina C y en taninos, responsables de su textura áspera cuando todavía no están maduros. Posee por tanto un gran efecto antioxidante.

 

Bombones de mandarina

img_20161223_163527_b

Si ya se te han acabado las ideas de regalo para estas Navidades esta receta te puede servir de mucha ayuda. Tiene pocos ingredientes y se prepara en un momento. Si además consigues una caja bonita como la de la foto o un bote de cristal personalizado el éxito está garantizado.

Te deseo una NAVIDAD repleta de SALUD, AMOR y FELICIDAD tanto si la disfrutas en familia como con amigos o de la manera que hayas escogido celebrarla.

INGREDIENTES

  • 1 tableta de chocolate mínimo al 70% (yo he utilizado de 85%) y si puede ser con algún endulzante no refinado como azúcar mascabado (de panela o rapadura) o azúcar de coco. Vigila con los que pone que llevan estevia porque a menudo suelen llevar también edulcorantes.
  • 3 c.s. de polvo de mandarina
  • 1 pizca de sal marina

ELABORACIÓN

Trocear el chocolate y derretir al baño María en un cazo. Añadir el polvo de mandarina y la sal, remover bien y verter la mezcla en los moldes. Esperar un poco y antes de que se enfríe por completo espolvorear con un poco de polvo de mandarina por encima.

COMENTARIOS

El polvo de mandarina es MUY FÁCIL de hacer. Cuando te comas una mandarina (ecológica o de confianza para que esté libre de pesticidas) guarda la piel y déjala secar preferiblemente al sol pero si no puedes, simplemente al aire en un colador. Cuando esté seca pon las pieles en un molinillo de café y tritura bien hasta conseguir un polvo naranja. Se guarda perfectamente en un bote de cristal y la puedes utilizar para elaborar muchas recetas dulces, en zumos e infusiones o incluso como topping en batidos, kefir, yogurt, etc.

En la Medicina Tradicional China (MTC) la piel de la mandarina se utiliza desde tiempos ancestrales como remedio para diferentes enfermedades.

La parte blanca del interior de la piel contiene flavonoides que refuerzan la acción de la vitamina C de la mandarina, protegen de la acción degenerativa y cancerígena de los radicales libres y desintoxican el organismo.

Si no tienes polvo de mandarina te animo a que uses cualquier otro ingrediente para hacer estos bombones como pueden ser frutos secos troceados por ejemplo.

 

Rollitos de repollo/Collard rolls

Si en algo coinciden todas las dietas es en que la base de cualquier dieta saludable deben ser las verduras, es decir, entre la mitad y las tres cuartas partes de tu plato deberían ser verduras, sobretodo de hoja verde.

No sé si te has dado cuenta pero ya ha empezado la temporada de coles. Las coles no deberían faltar en tu dieta a no ser que padezcas hipotiroidismo. Son antioxidantes, favorecen la asimiliación del hierro, fortifican los huesos (ricas en calcio y fósforo), son depurativas, equilibran el sistema nervioso y numerosos estudios demuestran que su consumo habitual previene el desarrollo de diversos cánceres, sobretodo el de colon.

Si te aburre comerlas simplemente hervidas o cocinadas al vapor, prueba maneras diferentes y originales de cocinarlas como por ejemplo en forma de rollitos como te enseño en esta receta muy fácil de hacer.

INGREDIENTESimg_0357

  • 4 hojas grandes de repollo
  • 1 cebolla mediana en medias lunas
  • 1 zanahoria mediana
  • 8 champiñones fileteados
  • 1 trozo de nabo
  • 1 trozo de calabaza
  • 10 anacardos
  • Aceite de oliva extra
  • pimienta
  • sal
  • especias al gusto

ELABORACIÓN

Corta la cebolla a medias lunas y calienta un poco de aceite en una cazuela baja de unos 20 cm mínimo de diámetro. Cuando la cebolla empiece a estar transparente añade la zanahoria y rehoga unos minutos. A continuación añade el nabo y los champiñones mezclando bien hasta que veas que ya empiezan a estar cocinados. Por último añade la calabaza, rehoga un minuto, añade un poco de caldo vegetal o en su defecto agua y cuece tapado a fuego lento hasta que la calabaza empiece a estar tierna.

Pica un poco los anacardos y añádelos junto con la pimienta y las especias al gusto (en mi caso cardamomo, jengibre, clavo y canela). Mezcla bien y cubre con las hojas de repollo. Tapa y cuece unos 15 minutos o hasta que las hojas de col estén tiernas.

Para montar los rollitos corta las hojas por la mitad de manera que retires el tallo central (¡no lo tires, utilízalo para hacer caldo de verdura o crema!). Pon un poco de relleno en cada mitad de la hoja y enrolla presionando un poco para que el rollito sea consistente.

Cómetelos con un chorrito de aceite por encima o con una salsa casera. En mi caso, los acompañé con una salsa de arándanos rojos img_0364(cranberries) que me traje  de mi vista a New York.  Se trata de la típica salsa que comen los americanos con el pavo para el día de Acción de Gracias (Thanksgiving) y la verdad es que estaban buenísimos. Aunque en la foto parezca ketchup te puedo asegurar que no lo es , es mucho mejor 🙂

COMENTARIOS

Si quieres saber otras maneras deliciosas y divertidas de comer coles visita estas recetas, te sorprenderán:

https://fooderland.com/2016/06/05/chips-de-kale-adictivas/

https://fooderland.com/2015/12/21/rollitos-vegetales-de-lombarda-con-salsa-casera/

https://fooderland.com/2015/11/22/coles-de-bruselas-al-horno-multicolormulticolor-roasted-brussels-sprouts/

Panellets con 3 ingredientes/Energy balls with 3 ingredients

Me encanta el otoño. ¿Has visto los colores de las hojas de los árboles? Están espectaculares con la cantidad de tonos ocres y rojizos. En esta estación encontramos alimentos maravillosos como las castañas, las calabazas, los boniatos, las granadas, los membrillos, los caquis o las mandarinas.

¿Qué receta de panellets has hecho este año? La que he escogido este año tan solo tiene 3 ingredientes y te sorprenderá lo rápido que se hace y lo buenos que están. Cuando empieza la temporada del boniato yo suelo asar bandejas enteras que después guardo en la nevera. Así cuando los quiero usar en alguna receta siempre los tengo a mano.

INGREDIENTES

img_9698

  • 200g almendras molidas
  • 200g de moniato asado
  • Dulce natural de dátil al gusto

ELABORACIÓN

Si tienes un procesador de alimentos o un molinillo de café puedes triturar directamente las almendras cosa que recomiendo mucho más que comprar la harina de almendras. Los frutos secos se enrancian con el tiempo y las harinas que venden no llevan en su etiquetado cuándo se han elaborado.

Mezclar la harina de almendra con el boniato asado y el dulce natural de dátil y triturar bien hasta que quede una masa que puedas moldear con las manos sin que se enganche demasiado.

El dulce natural de dátil es el resultado de triturar dátiles (previamente deshuesados) con el agua del remojo (1 hora) hasta que consigas una pasta más o menos espesa. Si no tienes tiempo de dejar los dátiles en remojo puedes ponerlos directamente en la receta, añadir un poco de agua y triturarlo todo junto vigilando que la textura sea la adecuada para hacer bolitas con las manos.

COMENTARIOS

Los boniatos se pueden substituir por calabaza o incluso poner mitad calabaza y mitad boniato. Si quieres otras opciones para hacer panellets puedes consultar el link de las recetas del año pasado:

https://fooderland.com/2015/10/30/panelletshalloween-sweet-balls/

 

 

Polos de frutas cargados de antioxidantes y vitaminas/Frozen fruit pops

Hoy quiero compartir contigo esta receta súper fácil para que te refresques durante este mes de agosto tanto si estás de vacaciones como si estás trabajando. Si tienes niños en casa puedes hacerla con ellos, ¡les encantará! y además es una manera sana y divertida de que coman fruta.

PolosFruites

Únicamente necesitas fruta y zumo de manzana o de uvas blancas. El zumo lo puedes hacer en casa o comprarlo pero, en caso de comprarlo, asegúrate que no tiene azúcar añadido. Para esta receta he utilizado el zumo de manzana ecológico de la marca Gutbio que venden en Aldi.

INGREDIENTES Polos_fruites_2_petit

  • Fruta de colores diferentes cortada a trozos. Yo he utilizado los siguientes:
    • Fresas
    • Albaricoques
    • Kiwis
    • Arándanos
  • Zumo de manzana o de uvas blancas sin azúcar añadido

ELABORACIÓN

Necesitarás un molde para helados. Corta la fruta en rodajas y colócala pegada a las paredes del molde. Rellena el molde con bastante fruta, coloca el palo de manera que la fruta lo sostenga y rellena con el zumo hasta el borde.

Pon en el congelador como mínimo entre 6-8h, desmolda y ¡disfruta!

Aquí te dejo un enlace a un video dónde puedes ver cómo hacer los polos.

COMENTARIOS

Las fresas (mejor ecológicas ya que en el cultivo de las convencionales se utilizan muchos productos químicos) son ricas en minerales (hierro, magnesio, manganeso), vitamina C y vitaminas del grupo B (ácido fólico y B6). Sus ácidos orgánicos (málico, cítrico, láctico, elágico y etilmetilsalicílico) y sus minerales le confieren un efecto desintoxicante en el organismo.

Los albaricoques contienen más betacarotenos que ninguna fruta. El betacaroteno (responsable del color anaranjado de la fruta) se transforma en vitamina A dentro del organismo contribuyendo a la buena salud de la vista y de la piel (favoreciendo su adaptación al sol en verano), entre otros efectos beneficiarios. Además es un antioxidante, es decir, previene la degeneración de las células causada por su oxidación debida a los radicales libres. Esta fruta es rica además en vitamina C, vitaminas del grupo B y minerales.

Un único kiwi (aunque pesa la mitad de una naranja) proporciona toda la vitamina C que necesita un adulto cada día. Además destaca por su riqueza en ácido fólico (B9), ya que cubre aproximadamente el 20% de las necesidades diarias, y de vitamina E, aportando el 10% de las necesidades. La combinación de vitaminas C y E lo convierten en un potente antioxidante. La planta del kiwi es muy resistente por lo que no requiere del uso de muchos productos químicos en la agricultura no ecológica.

Los arándanos contienen antocianinas (pigmento que les otorga el colo púrpura o azulado) que les confieren virtudes antioxidantes, antiinfecciosas y antiinflamatorias. Son especialmente beneficiosos para el sistema circulatorio, para la vista y para prevenir infecciones urinarias.

Cuando se come la fruta entera (y no en zumo) se ingiere también su fibra lo que permite retardar la absorción del azúcar, naturalmente presente en la fruta, en el torrente sanguíneo.

Si estás familiarizado con el agua de coco, una opción muy aconsejable es substituir el zumo por agua de coco.