Panellets sin azúcar

Los panellets son unos dulces típicos de Todos Santos, sobretodo en Catalunya, juntamente con las castañas y los moniatos.  La masa normalmente se hace de azúcar, harina de almendra y huevo aunque, los elaborados en casa, suelen llevar además patata o moniato. Los hay de diferentes formas y se suelen rebozar con piñones, almendras, coco, chocolate, etc. pero los más típicos, y mis preferidos, son los redondos de piñones.

Mis panellets de este año son sin azúcar. En esta ocasión únicamente he utilizado dátiles Medjoul, una de las mejores opciones para endulzar una receta saludable. Podéis descubrir las virtudes de los dátiles en este link de la revista digital Soy como como.

Ingredientes (30 panellets)IMG_6177

  • 300g de almendra molida
  • 300g de patata cocida
  • 6 dátiles Medjoul
  • Ralladura de 1/2 limón (ecológico)
  • 1/4 c.p. de esencia de vainilla (también puede ser vainilla en vaina rallada)
  • 1 pizca de sal

Cobertura

  • 200g de piñones
  • 1 huevo ecológico batido

Elaboración

Lava la patata y ásala en el horno. Puedes aprovechar el horno para cocinar otras cosas pero si no quieres encenderlo, puedes cocer la patata en vez de asarla. Una vez cocida ,retira la piel y cháfala con la ayuda de un tenedor. Deja que se enfríe.

Si las almendras llevan piel puedes escaldarlas 30 segundos para poder retirar la piel con facilidad. Tritura las almendras con la ayuda de un molinillo de café para hacer la harina. Ten cuidado de no triturarlas demasiado para que no hagas mantequilla de almendras.  Seguro que estás pensando que es más fácil comprar la harina de almendras pero, si no sabes el tiempo que lleva triturada, es mejor triturar en el momento para evitar su oxidación.

Deshuesa los dátiles y pícalos con la ayuda de un cuchillo. Mezcla bien con la harina de almendras, con la patata, la ralladura de limón, la vainilla y la sal. Tritura un poco con la ayuda de una batidora hasta que quede una masa que puedas moldear y que no se enganche demasiado. Cúbrela con un paño para evitar que se seque y déjala en la nevera como mínimo una hora.

Una buena idea es preparar la masa el día anterior y guardarla en la nevera tapada durante 24h. De esta manera la masa se endurecerá un poco y la patata se enfriará. Al enfriar la patata se consigue almidón resistente de Tipo 3, un súper alimento para las bacterias de nuestro intestino. Aquí te dejo un artículo de Lucía Redondo, Jesús Sanchís y Lluca Rullan por si te interesa conocer más cosas acerca de este excelente prebiótico.

También es buena idea batir el huevo y dejar los piñones macerando en la nevera para facilitar que luego se enganchen mejor a la masa.

Un truco para que todas las bolas salgan del mismo tamaño es hacer un churro con la masa y cortar trozos de 20g (o de 15g si quieres que las bolas sean más pequeñas).

Precalienta el horno a 230ºC por arriba y por abajo. Una vez hechas las bolas rebózalas con los piñones macerados en el huevo y ponlas en una bandeja para horno separadas un poco para que no se toquen. Hornea unos 5 minutos con la parte de arriba del horno o hasta que estén dorados; puedes darles la vuelta si lo crees necesario.

Sobretodo ¡Vigila que no se quemen! y disfruta de este dulce saludable sin culpa ni remordimientos. Bona castanyada!

 

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: