Pan Ohsawa de olivas/Ohsawa olive bread

Este “pan” es una alternativa saludable para aquellas personas que no pueden pasar sin pan. No contiene levaduras, ni harinas, ni trigo. Únicamente se elabora con harina de trigo sarraceno, copos de avena y agua.

Lo aprendí a hacer durante una estancia en Cuisine et Santé, dónde ofrecen pensión completa disfrutando de la cocina macrobiótica a la vez que participas, si quieres, en la elaboración de los menús. René Levy, un discípulo directo del fundador de la macrobiótica Georges Ohsawa, creó este espacio en Saint Gaudens hace más de 30 años, en un entorno privilegiado a los pies de los Pirineos franceses.

El resto de ingredientes pueden variar según tus gustos y admite infinidad de variedades. Por ejemplo es un buen recurso cuando tenemos restos de vegetales que nos han sobrado de alguna comida, se pueden añadir a la mezcla y así comerlos de manera diferente.

Es muy sencillo de hacer y el resultado te sorprenderá. Es ideal para consumirlo a media mañana o como merienda.

IngredientesIMG_2253

  • 1 medida de harina de trigo sarraceno
  • 1 medida de copos de avena
  • 1,5 medida de agua
  • Olivas negras
  • Orégano
  • Tomates deshidratados
  • Semillas de lino
  • Sal marina

Elaboración

Precalentar el horno a 200ºC.

Poner los tomates y las semillas de lino a remojo con parte del agua durante unos 15 minutos.

Deshuesar las olivas y mezclar todos los ingredientes en un bol.

Untar un molde para horno con un poco de aceite de oliva.

Cocinar entre 30 y 45 minutos a 150ºC.

 

Comentarios

El trigo sarraceno es el grano más “caliente” según la MTC, ideal para consumirlo en invierno. El trigo sarraceno es un pseudocereal sin gluten rico en fibra, en minerales y en rutina (un antioxidante). El consumo habitual de trigo sarraceno, en el marco de una dieta saludable, puede aportar mejoras a nuestra salud como unos niveles de azúcar en sangre más adecuados y protección ante problemas de corazón y determinados cánceres.

La avena posee propiedades digestivas, virtudes terapéuticas y nos ofrece un sabor muy agradable al paladar: dulce y cremoso. Es un alimento equilibrado, ligero y energético porque está cargado de nutrientes que ayudan al organismo a reponer fuerzas, y alivian la sensación de cansancio o apatía. Ejerce un efecto reconstituyente y vigorizante al mismo tiempo que serena la mente y aleja el cansancio.

Es un alimento indispensable para estudiantes, deportistas y trabajadores que realizan un gran esfuerzo físico, pues tiene un gran poder hidratante y regenerador celular. Restaura la energía perdida en el desgaste calórico del ejercicio, regulando el nivel de grasas y de glucosa necesarios para la actividad.

Es un superalimento para estimular la fecundación, ayuda en el embarazo, y en la lactancia incrementa la producción de leche. Estimula la vitalidad en niños, ancianos y convalecientes.

Anuncios

El pan nuestro de cada día

pafajolEl consumo de pan debería limitarse a ocasiones especiales ya que es preferible consumir el grano entero para poder conseguir todos los nutrientes. Los criterios a tener en cuenta para la elección de un buen pan son: el tipo de harina, el tipo de levadura y el tipo de aditivos utilizado. Los ingredientes necesarios para la elaboración de un buen pan son los siguientes:

  • Harinas de trigos ancestrales (espelta pequeña, espelta grande, kamut, centeno) con su germen y su salvado (es decir, integrales) y ecológicos
  • Levadura madre o levadura liofilizada ecológica
  • Sal marina (no sal refinada)
  • Agua no clorada
  • Ecológico: sin aditivos ni tóxicos añadidos
  • Cocidos al horno de leña

Todavía no hay muchos panes que contengan etiquetas con sus ingredientes y los panes que sí las tienen, no especifican la procedencia de las harinas utilizadas y los ingredientes que éstas contienen. Las harinas utilizadas pueden ser:

  • Harina blanca refinada: Harina de trigo al que se ha extraído el salvado y el germen y que ha sido tratada con diferentes aditivos: blanqueantes, emulsionantes, estabilizantes, antioxidantes y antimoho.
  • Harina blanca sin refinar: Harina de trigo al que se ha extraído el salvado
  • Harina con salvado: Harina blanca refinada a la que se le ha añadido salvado de otros granos
  • Harina integral: Harina de trigo molida directamente del grano entero (integral, no descascarillado)

Algunos inconvenientes del pan “moderno”

  • Elaborados con harinas de trigos “modernos” con alto contenido en gluten para que resistan congelados y descongelados sin perder la propiedad de “subir” la masa.
  • Elaborados con procesos de fermentación rápida con levaduras modernas que gasifican rápidamente la masa impidiendo la fermentación completa.
  • Elaborados con gran cantidad de aditivos
    • Para aumentar la elasticidad y resistencia de la masa (mejorantes, emulsionantes, estabilizantes, emulgentes y gelificantes)
    • Para aumentar la conservación (antioxidantes, reguladores del PH, conservadores, gasificantes y humectantes)
    • Blanqueadores de la harina que destruyen la vitamina E
  • Contienen alrededor del 75% menos de vitaminas y minerales que los panes ecológicos integrales
  • Contienen residuos tóxicos de los tratamientos de los cultivos de trigo
  • Contienen agua clorada y sal refinada
  • Algunos son precocidos, se interrumpe el proceso de cocción antes de finalizar lo que interfiere en el proceso de transformación del almidón provocando que la miga absorba agua. Por esta razón en un par de horas se quedan gomosos.
  • Producen más alteraciones en la flora bacteriana y por tanto más alteraciones digestivas y mayor riesgo de intolerancia al gluten y celiaquía.
  • Tienen una carga glucémica alta por tanto eleva mucho los niveles de glucosa en sangre provocando más riesgo de obesidad, alergias y diabetes.
Fuente: Clase de Dietética Naturista y Oriental impartida por Olga Cuevas en el IFP Roger de Llúria

Pan de almendras/Almond bread

Si hay que ponerle etiquetas a este pan podríamos decir que es Paleo y apto para celíacos o intolerantes al glúten (Gluten free).  Si además se realiza en una deshidratadora podríamos decir que es Raw. Además puede considerarse “cocina de aprovechamiento” ya que es una muy buena opción para aprovechar la pulpa sobrante de realizar una leche de almendras. Con las cantidades que pongo sale un pan pequeño así que si queréis hacer más cantidad sólo tenéis que multiplicar por dos o por tres los ingredientes.

INGREDIENTESIMG-20150827-WA0010

  • 1 taza de pulpa de almendras o harina de almendras
  • 1 huevo
  • 1/2 c.p. sal
  • 1/4 c.p. pimienta cayena
  • 1/2 c.p. ajo en polvo
  • 1/2 c.p. comino en polvo
  • 1/2 c.p. cebolla en polvo
  • 1/2 c.p. hierbas provenzales

ELABORACIÓN

Mezclar todos los ingredientes con la ayuda de una batidora. Poner un papel de horno en una bandeja y extender la mezcla. Para que quede todo uniforme yo suelo poner otro papel de horno encima y aplastar la mezcla con un rodillo. Una vez que la masa quede plana y uniforme se retira el segundo papel y se puede cortar con la medida deseada.

Se introduce la mezcla en el horno previamente calentado a 160ºC. Se cuece entre 10-15 min, con cuidado de que no se queme.

Se saca del horno y se deja enfriar. Cuando está frío se separan los trozos con la mano (como está crujiente es fácil) y se guarda en un bote de cristal. Este pan es ideal para tomar con humus, guacamole, paté, etc.

COMENTARIOS

Cuidado con la pimienta cayena si no queréis que os salga un pan que no se pueda comer. Si no os gusta el picante sólo tenéis que eliminar la cayena. Podéis añadir a la mezcla tomates deshidratados, romero, olivas negras cortadas, semillas de lino, cúrcuma.