Endibias al horno con levadura nutricional

Hoy te traigo un receta con tan solo cuatro ingredientes y que la tendrás lista en 20 minutos. Es probable que te sorprenda si estás acostumbrado a comer las endibias en ensalada.

La versión tradicional utiliza mantequilla y pan rallado pero en esta receta te propongo sustituir estos ingredientes por AOVE (aceite de oliva virgen extra) y levadura nutricional. !Te encantará!

La levadura nutricional es una fuente excelente de proteína (46%), fibra, vitaminas del grupo B, magnesio, hierro, fósforo, cobre, zinc y cromo. Se aconseja su uso en dietas vegetarianas como complemento de proteína y a deportistas de alto rendimiento, ya que contribuye en positivo a mejorar la recuperación tras la práctica.

No hay que confundir la levadura nutricional con la levadura de cerveza. La segunda es un producto residual derivado de la industria cervecera que se deshidrata a elevadas temperaturas mientras que la primera se cultiva sobre la cebada germinada y luego se seca a 60ºC para evitar la destrucción de sus enzimas.

La levadura nutricional tiene un sabor salado que recuerda al queso mientras que la levadura de cerveza tiene un sabor amargo (incluso la que está desamargada). Las personas que han eliminado el queso en sus dietas encuentran en la levadura nutricional un excelente sustituto del queso ya que se puede utilizar para condimentar casi todo tipo de platos, como salsas, gratinados o pastas.  Además se puede espolvorear por encima de las ensaladas o en las sopas a las que, además de sabor, les añadirá consistencia gracias a sus propiedades espesantes. ¡Te animo a que la descubras, tiene un sabor adictivo!

Ingredientes

  • 3 endibias
  • AOVE
  • Levadura nutricional
  • Sal

Elaboración

Precalienta el horno a 150º.

Lava las endibias y córtalas longitudinalmente de manera que queden láminas un poco finas pero que no lleguen a romperse.

Cubre una bandeja con papel de hornear y distribuye las endibias de manera que queden unas al lado de las otras, sin sobreponerse. Pon un poco de sal por encima de cada lámina, rocíalas con un poco de aceite de oliva y luego espolvorea la levadura nutricional por encima.

Lleva al horno durante 15 minutos o hasta que compruebes que están cocidas. Si las cortas más gruesas necesitarán un poco más de tiempo.

Una vez pruebas esta receta no querrás comer las endibias de otra manera 🙂

Anuncios

Panellets sin azúcar

Los panellets son unos dulces típicos de Todos Santos, sobretodo en Catalunya, juntamente con las castañas y los moniatos.  La masa normalmente se hace de azúcar, harina de almendra y huevo aunque, los elaborados en casa, suelen llevar además patata o moniato. Los hay de diferentes formas y se suelen rebozar con piñones, almendras, coco, chocolate, etc. pero los más típicos, y mis preferidos, son los redondos de piñones.

Mis panellets de este año son sin azúcar. En esta ocasión únicamente he utilizado dátiles Medjoul, una de las mejores opciones para endulzar una receta saludable. Podéis descubrir las virtudes de los dátiles en este link de la revista digital Soy como como.

Ingredientes (30 panellets)IMG_6177

  • 300g de almendra molida
  • 300g de patata cocida
  • 6 dátiles Medjoul
  • Ralladura de 1/2 limón (ecológico)
  • 1/4 c.p. de esencia de vainilla (también puede ser vainilla en vaina rallada)
  • 1 pizca de sal

Cobertura

  • 200g de piñones
  • 1 huevo ecológico batido

Elaboración

Lava la patata y ásala en el horno. Puedes aprovechar el horno para cocinar otras cosas pero si no quieres encenderlo, puedes cocer la patata en vez de asarla. Una vez cocida ,retira la piel y cháfala con la ayuda de un tenedor. Deja que se enfríe.

Si las almendras llevan piel puedes escaldarlas 30 segundos para poder retirar la piel con facilidad. Tritura las almendras con la ayuda de un molinillo de café para hacer la harina. Ten cuidado de no triturarlas demasiado para que no hagas mantequilla de almendras.  Seguro que estás pensando que es más fácil comprar la harina de almendras pero, si no sabes el tiempo que lleva triturada, es mejor triturar en el momento para evitar su oxidación.

Deshuesa los dátiles y pícalos con la ayuda de un cuchillo. Mezcla bien con la harina de almendras, con la patata, la ralladura de limón, la vainilla y la sal. Tritura un poco con la ayuda de una batidora hasta que quede una masa que puedas moldear y que no se enganche demasiado. Cúbrela con un paño para evitar que se seque y déjala en la nevera como mínimo una hora.

Una buena idea es preparar la masa el día anterior y guardarla en la nevera tapada durante 24h. De esta manera la masa se endurecerá un poco y la patata se enfriará. Al enfriar la patata se consigue almidón resistente de Tipo 3, un súper alimento para las bacterias de nuestro intestino. Aquí te dejo un artículo de Lucía Redondo, Jesús Sanchís y Lluca Rullan por si te interesa conocer más cosas acerca de este excelente prebiótico.

También es buena idea batir el huevo y dejar los piñones macerando en la nevera para facilitar que luego se enganchen mejor a la masa.

Un truco para que todas las bolas salgan del mismo tamaño es hacer un churro con la masa y cortar trozos de 20g (o de 15g si quieres que las bolas sean más pequeñas).

Precalienta el horno a 230ºC por arriba y por abajo. Una vez hechas las bolas rebózalas con los piñones macerados en el huevo y ponlas en una bandeja para horno separadas un poco para que no se toquen. Hornea unos 5 minutos con la parte de arriba del horno o hasta que estén dorados; puedes darles la vuelta si lo crees necesario.

Sobretodo ¡Vigila que no se quemen! y disfruta de este dulce saludable sin culpa ni remordimientos. Bona castanyada!

 

¿Todavía eres de los que piensa que el calcio sólo está en los lácteos?

¿Eres de los que todavía piensa que el Calcio (Ca) sólo está en los lácteos?

Las crucíferas (coliflor, brócoli, col, berro, rúcula, rabanitos…), los garbanzos, las judías, las sardinas, las anchoas, las acelgas, las almendras, las semillas de sésamo integral, las semillas de amapola o las algas son fuentes alimentarias de Ca. Además, nuestro organismo es capaz de absorber mejor el Ca de las crucíferas (hasta dos veces más) que el de los la leche o el yogur.

Slide2

 

La absorción de Ca en las semillas y frutos secos aumenta si se activan, es decir, si se ponen en remojo toda la noche y después se tira el agua del remojo. De esta manera se elimina parte del ácido fítico que es un antinutriente que protege a la propia semilla. Las semillas de sésamo conviene además tostarlas y triturarlas ligeramente y las almendras conviene pelarlas después del remojo.

Además, hay que tener en cuenta los factores que favorecen la absorción del Ca:

  • Segregar suficiente ácido en el estómago. A tener en cuenta sobre todo en personas que ingieren antiácidos (omeoprazol) habitualmente o personas mayores (las secreciones gástricas disminuyen con la edad).
  • Ingerir pequeñas cantidades de alimentos con sabor ácido como el zumo de limón o el vinagre de manzana no pasteurizado en la misma comida.
  • Determinadas especias como el jengibre, la pimienta o el chili consumidas en la misma comida.

Y los alimentos que disminuyen su absorción:

  • Exceso de sal refinada.
  • El azúcar y los cereales refinados (arroz blanco, pasta no integral).

Pero la ingesta de alimentos ricos en Ca no asegura la buena salud ósea. Es de vital importancia:

  • Practicar ejercicio físico habitualmente.
  • Consumir mucha verdura y fruta (antioxidantes y vitamina C).
  • Asegurar la ingesta suficiente de proteína de calidad (sobre todo en vegetarianos y veganos).
  • Consumir alimentos ricos en vitamina D: pescado azul, huevo (yema) y aceite de lino (1c.s./día) o semillas lino trituradas (2 c.s./día).
  • Consumir alimentos ricos en pro-vitamina A (zanahoria, calabaza, boniato).
  • Consumir semilllas, ricas en magnesio (sobretodo las de calabaza) imprescindible para la síntesis de la vitamina D
  • La exposición solar diaria de como mínimo 10-15min. (sin crema solar) para poder realizar la síntesis de la vitamina D. En España 1/3 de la población tiene déficit de vitamina D.

 

Fuente: Apuntes de la clase de osteoporosis en el curso de Dietoterapia impartido por Lucía Redondo Cuevas en el IFP Roger de Llúria de Barcelona