Guacamole de pescado azul/Bluefish Guacamole

Esta es otra de las recetas de la chef especializada en alimentación natural Montse Vallory para la revista ets el que menges. Es ideal para servir en montaditos. La receta original usa melva pero yo utilicé un poco más de 1/2 bote de cristal de atún (unos 80g) en aceite de oliva virgen. El atún es un pescado de los considerados con mayor cantidad de metales pesados y conviene no abusar. Mejor optar por conservas en vidrio que en lata para poder ver el contenido y para evitar el posible traspaso de metales en el proceso de enlatado. Además es preferible que las conversas estén en aceite de oliva ecológico. La caballa es una buena alternativa al atún o al bonito porque contiene menor cantidad de metales pesados.

Si os preocupa el tema de los metales pesados en este enlace tenéis una Guía práctica para el consumo de pescado y marisco menos contaminado.

INGREDIENTES20150827_154401

  • 80 g de atún en aceite de oliva extra
  • 1 tomate maduro, pelado y cortado a dados
  • 1 cebolla tierna pequeña
  • 1 c.s. zumo de limón
  • 1 c.s. vinagre de umeboshi
  • 1 pizca de pimienta negra
  • 1 manojo de perejil o cilantro
  • 1 aguacate maduro

 

ELABORACIÓN

Picar la cebolla y macerarla en vinagre mientras se prepara el resto de ingredientes. Chafar el aguacate con un tenedor y rociarlo con el zumo de limón. Pelar el tomate, cortarlo a dados pequeños y salpimentarlo. Desmigar el atún y mezclarlo bien con el aceite. Añadir el vinagre de umeboshi (o en su defecto una pizca de sal), el aguacate, el tomate, la cebolla escurrida y las hierbas picadas.

COMENTARIOS

El vinagre de umeboshi se puede sustituir por un poco de sal marina y el de macerar la cebolla con un poco de vinagre de manzana.

La toxicidad del pescado se puede contrarestar ingiriendo algas en una misma comida ya que, por un lado favorecen la digestión de la proteína del pescado y por otro, evitan la absorción de los tóxicos que pueda contener como por ejemplo los metales pesados.

Guacamole

Siempre hago esta receta “a ojo”, es decir voy añadiendo las cantidades de ingredientes según veo cómo va quedando la mezcla. Es importante probarla para asegurarse que está a nuestro gusto. La verdad es que la hago a menudo porque siempre tiene mucho éxito así que os animo a que probéis a hacerla, es súper sencilla y quedaréis siempre muy bien con vuestras amistades.

guacamoleINGREDIENTES

  • 3 aguacates maduros
  • Zumo de ½ limón
  • 1-2 cebollas tiernas
  • 1 tomate mediano que no esté duro
  • 2 c.s aceite de oliva virgen extra
  • 1 c.p sal marina
  • Cilantro fresco picado (opcional). Yo no suelo ponerlo a no ser que quiera aportarle un toque especial ya que el cilantro tiene un gusto especial y no gusta a todo el mundo.

ELABORACIÓN

Se parten los aguacates por la mitad y se saca el contenido con la ayuda de una cuchara. En un plato se chafa bien con un tenedor.

Se pelan las cebollas y se cortan en dados pequeños. Se quita la piel fina del tomate y se corta a dados pequeños.

Se pone el aguacate en un bol y se mezcla con la cebolla, el tomate, el zumo de limón, la sal y el cliantro. Finalmente se añade el aceite y se mezcla con el resto de ingredientes para que se impregne todo bien.

El hueso del aguacate se puede dejar en el centro para que se retarde el proceso de oxidación. Se puede guardar en la nevera tapado si no va a consumirse enseguida.