Pipas de girasol tostadas al punto de sal/Toasted salted sunflower seeds

Las pipas de girasol son ricas en minerales, antioxidantes y ácidos grasos (omega-6 y omega-9). Con un puñado cada día podemos beneficiarnos de toda la riqueza nutricional que contienen. El vinagre de umeboshi les da un toque salado y a la vez ácido muy interesante.

INGREDIENTESIMG-20150827-WA0006

  • 1 puñado de pipas de girasol peladas
  • Vinagre de umeboshi

ELABORACIÓN

Para tostar las semillas se puede utilizar una sartén caliente sin aceite y una cuchara de madera. Es importante mover todo el tiempo las semillas porque no explotan cuando reciben demasiado fuego ni se hinchan cuando empiezan a estar tostadas, sino que se van tostando y acabarían quemándose sin avisar. No deben cambiar de color. Las de calabaza son las más fáciles de tostar sin que se quemen porque explotan cuando el fuego está demasiado fuerte y, al tostarse, se hinchan y la cáscara verde se resquebraja un poco.

Pasados unos 3-5 minutos o cuándo empiezan a brillar se rocían con el vinagre de umeboshi y se continúan moviendo hasta que el vinagre se haya evaporado.

Se retiran del fuego y se extienden encima de un papel absorbente. Hay que esperar a que se enfríen para guardarlas en un bote bien cerrado y a oscuras.

 

 

Guacamole de pescado azul/Bluefish Guacamole

Esta es otra de las recetas de la chef especializada en alimentación natural Montse Vallory para la revista ets el que menges. Es ideal para servir en montaditos. La receta original usa melva pero yo utilicé un poco más de 1/2 bote de cristal de atún (unos 80g) en aceite de oliva virgen. El atún es un pescado de los considerados con mayor cantidad de metales pesados y conviene no abusar. Mejor optar por conservas en vidrio que en lata para poder ver el contenido y para evitar el posible traspaso de metales en el proceso de enlatado. Además es preferible que las conversas estén en aceite de oliva ecológico. La caballa es una buena alternativa al atún o al bonito porque contiene menor cantidad de metales pesados.

Si os preocupa el tema de los metales pesados en este enlace tenéis una Guía práctica para el consumo de pescado y marisco menos contaminado.

INGREDIENTES20150827_154401

  • 80 g de atún en aceite de oliva extra
  • 1 tomate maduro, pelado y cortado a dados
  • 1 cebolla tierna pequeña
  • 1 c.s. zumo de limón
  • 1 c.s. vinagre de umeboshi
  • 1 pizca de pimienta negra
  • 1 manojo de perejil o cilantro
  • 1 aguacate maduro

 

ELABORACIÓN

Picar la cebolla y macerarla en vinagre mientras se prepara el resto de ingredientes. Chafar el aguacate con un tenedor y rociarlo con el zumo de limón. Pelar el tomate, cortarlo a dados pequeños y salpimentarlo. Desmigar el atún y mezclarlo bien con el aceite. Añadir el vinagre de umeboshi (o en su defecto una pizca de sal), el aguacate, el tomate, la cebolla escurrida y las hierbas picadas.

COMENTARIOS

El vinagre de umeboshi se puede sustituir por un poco de sal marina y el de macerar la cebolla con un poco de vinagre de manzana.

La toxicidad del pescado se puede contrarestar ingiriendo algas en una misma comida ya que, por un lado favorecen la digestión de la proteína del pescado y por otro, evitan la absorción de los tóxicos que pueda contener como por ejemplo los metales pesados.